• Home
  • Congregación
  • Nuestra Historia

Nuestra Historia

María Magdalena Guerrero Larraín, nace en Santiago de Chile, el 20 de enero de 1846, sus padres, Calixto Guerrero Varas y Javiera Larraín Moxó, la consagran al Señor en el bautismo con el nombre de María Dolores, hacen de ella  una mujer de gran carácter, decidida, visionaria, profundamente cristiana, con una fe a toda prueba y con grandes valores morales y espirituales.

En 1866, ingresa a la Congregación del Buen Pastor, hace sus Primeros Votos en 1868, toma el nombre de Sor María Magdalena de Jesús, es así como se desprende de una vida  acomodada para vivir la fraternidad, la oración y el trabajo apostólico.

El Arzobispo de Santiago, Monseñor Joaquín Larraín Gandarillas, el 8 de Mayo de 1886  la nombra como Visitadora de la Pía Asociación, conocida con el  nombre de Beaterio de Santa Ana para que lo rija, gobierne  y disponga las cosas en orden en su erección canónica en Congregación religiosa.

El origen de la Congregación en Chile, radica en la espiritualidad que el apóstol de la Preciosa Sangre, San Gaspar del Búfalo inicia en Roma y Europa.  Esta fuerte devoción llega a América, y se encarna en esta religiosa del Buen Pastor, María Magdalena, quien funda la  nueva comunidad. El 2 de Octubre de 1887 obtiene la aprobación  canónica de la Congregación de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo conservando los fines del Beaterio, siendo la primera Toma de Hábito de las  hermanas el 7 del mismo mes.

El 2 de Junio de 1890, Madre Magdalena obtiene la facultad para ser considerada como religiosa de la nueva Congregación. El 1 de julio del mismo año toma el  Hábito de la nueva Congregación.

En 1903 redacta las Constituciones que especifican definitivamente los fines apostólicos de la Congregación, siendo éstos la Educación y  Salud. Dentro de las obras importantes está la construcción del Templo dedicado al culto de la Preciosísima Sangre, cuya estructura y decorado refleja  el amor ardiente a  Jesús en el Misterio de su Sangre.

Inicia como obras apostólicas de la primera escuela  para niña, centrándose  en la evangelización y catequesis de la familia; es pionera en Chile al crear  una clínica psiquiátrica  para mujeres, con dependencia para religiosas con perturbaciones psíquicas.

También formó la Cofradía de la Preciosísima Sangre, en la que quiso incluir varones pero no le fue autorizada por la Santa Sede, continuó solo con mujeres.

Su salud se va debilitando, y la división internas en la comunidad la llevan a solicitar su salida de la Congregación,  concedida el 5 de octubre de 1906. Vive cerca de la Casa Central acompañada de su ama de casa. Muere de un ataque al corazón el 24 de agosto de 1907.

Sólo a partir de 1966, gracias al Concilio Vaticano II se determinó que Madre Magdalena es la fundadora de la Congregación.   Sus restos descansan en  el templo de la Preciosísima  Sangre de N.S.J.